Nuestra Empresa · Consejos y Recomendaciones

¿Cuál debe ser mi proceder en caso de que esté interesado en un vehículo de su web?
La compra de un vehículo es una operación lo suficientemente compleja y delicada como para no dejar cosas al azar. Además en Gandara nos ocupamos especialmente de los detalles y el objetivo final no es realizar una simple venta, sino conseguir la satisfacción total del cliente. Por esta razón ponemos toda nuestra organización a disposición del público, para poder asesorarle en todos los pasos que llevan a la compra de un vehículo.
Lo que debe hacer es enviarnos una solicitud de oferta, a la que nosotros contestaremos personalmente, y a partir de ahí nosotros le guiaremos en todas las fases del proceso.

Si envío una solicitud, ¿quién tendrá acceso a mis datos?
Unicamente personal de Gándara Motor tendrá acceso para el tratamiento responsable de toda la información suministrada por las personas interesadas en alguno de sus productos o servicios.

Si decido comprarles un coche, ¿puedo entregar mi coche actual a cambio?
Por supuesto, en cada una de las concesiones existe un departamento de vehículos usados que se encargará de evaluar y tasar el estado actual de su coche para darle la valoración más profesional posible.

¿Cómo puedo saber qué vehículo es el más adecuado para mí?
En Gándara Motor siempre contará con el asesoramiento y el apoyo de los profesionales que forman parte de nuestra organización, quienes además de pasar por un detallado proceso de selección, reciben formación continua y constante en las diferentes áreas.

¿Puedo financiar mi coche a través de Gándara Motor?
En Gándara Motor tratamos de ofrecerle todo el abanico de posibilidades a la hora de comprar su coche, y en este sentido la flexibilidad en el pago es una de las claves. Podemos ofrecerle condiciones de pago muy atractivas a través de nuestros colaboradores financieros.

¿Puedo asegurar mi coche a través de Gándara Motor?
Gracias al acuerdo de Gándara Motor con distintas compañías, podrá conseguir el seguro para su coche, sin salir de la concesión.

SEGURIDAD

ACTIVA

FRENOS
No sólo los reflejos, sino también el buen estado de los frenos del vehículo pueden librarle de algún que otro susto. Los especialistas aconsejan revisarlos con la misma frecuencia que el aceite. De un primer vistazo se puede averiguar si se encuentran en buen estado para proceder después a reponer el líquido de frenos y comprobar el aspecto de las mangueras.

No se recomienda conducir con el pie apoyado, aunque sea ligeramente, sobre el pedal de freno; podría ocasionar un calentamiento excesivo que impediría que funcionase a pleno rendimiento ante una eventual emergencia.
NEUMÁTICOS
La aceleración, frenada y dirección del vehículo dependen casi totalmente del estado de los neumáticos, el único punto de contacto con la calzada. Una revisión periódica del dibujo, que nunca deberá ser inferior a 1.6 mm, permitirá realizar un diagnóstico de su estado.

De la presión dependerá el mantenimiento de la huella de rodadura del vehículo y el desgaste prematuro de las ruedas. Si se verifica la existencia de cortes o magulladuras en la goma será momento de acudir al taller.
CONDUCTOR
Descansar cada hora y media en trayectos largos, parar el vehículo ante el mínimo síntoma de agotamiento, evitar las comidas copiosas y sobre todo las bebidas alcohólicas...Son sólo algunas de las pautas para mantener los reflejos a tono y garantizar una reacción rápida ante cualquier imprevisto.
No resulta conveniente programar horas de llegada que puedan obligar a acelerar la marcha ni sobrecargar de equipaje el vehículo ya que, en caso de accidente, podría ocasionar lesiones de gravedad a sus ocupantes.

Algunos estudios evidencian que utilizar en teléfono móvil mientras se conduce puede llegar a multiplicar por nueve el riesgo de sufrir accidentes, aparte de reportar el pago de una multa considerable. Mejor será prescindir de él durante el trayecto.

En viajes largos se recomienda utilizar ropa ligera, evitar los tacones y conducir en una postura cómoda. Un bostezo, vista borrosa o los continuos cambios en busca de acomodo son evidencias de un estado de agotamiento. Es el momento perfecto para realizar una parada técnica y reposar.
CLIMATIZACIÓN
El aire acondicionado es un dispositivo que permite convertir el aire caliente del habitáculo en aire frío, manteniendo una temperatura cercana a los 20 grados centrígrados. El climatizador va más allá al permitir alcanzar, en unos minutos, la temperatura deseada.

La climatización del vehículo repercutirá en la comodidad del conductor y sus acompañantes. Así que no es aconsejable recurrir a temperaturas extremas ni abusar, tampoco, de la calefacción que puede acrecentar la somnolencia.
POTENCIA
Un automóvil muy pesado con una buena aerodinámica alcanzará más velocidad que otro mucho más liviano y de mayor resistencia. Esta es una de las máximas a tener en cuenta a la hora de adquirir un modelo. También conviene desmitificar la más que extendida idea de que a mayor potencia, mayor peligro.

Un coche potente suele ofrecer medidas de seguridad activa que controlan todos sus caballos. Esa capacidad, debidamente controlada, puede librar al conductor de una inesperada situación de riesgo. Por ejemplo, adelantará en menos tiempo y nunca se verá en apuros en una pendiente pronunciada.
VISIBILIDAD
Las normas dejan una gran libertad a los fabricantes a la hora de introducir en los coches varias fuentes de luz, reflectores y otros sistemas ópticos. El xenón ha ganado la batalla a la iluminación halógena por resultar tres veces más eficaz. Los fabricantes son conscientes de la necesidad de perfeccionar la visión nocturna o en malas condiciones meteorológicas y se han lanzado a implantar focos delanteros inteligentes que se ajustan a las condiciones de la vía.

La regulación de los espejos retrovisores repercutirá, asimismo, en una mejor visibilidad, reduciendo al mínimo los puntos muertos. El espejo interior debe hacer visibles al menos tres de las cuatro esquinas de cristal trasero. Los exteriores deben dejar ver de forma ligera el lateral del vehículo, sin que el conductor se vea obligado a desviar la cabeza.

PASIVA

CINTURÓN DE SEGURIDAD
Los ocupantes de cualquier turismo o vehículo mixto, superior a 3500 Kg están obligados a llevar puesto el cinturón en todo momento. Está probado que este dispositivo, junto al airbag, puede evitar lesiones graves en la cabeza en el 75% de los casos de accidente, pero debe estar en regla para ejercer su función.

Tal y como figura en los códigos de circulación se trata de una banda de tejido sólida y extensible, nunca elástica. Se prohíbe, además, utilizar pinzas que disminuyan su eficacia.

Cada cierto tiempo es conveniente controlar la tensión de la cinta, para que no se afloje, y reemplazarla si fuere necesario.
AIRBAG
Un informe citado por RACE demuestra que el airbag evita aproximadamente el 14% de las muertes de conductores, y un 11% de fatalidades a pasajeros en los accidentes. Puede resultar peligroso, no obstante, si los ocupantes del vehículo se encuentran en una mala posición en el momento en el que se activa.

Los niños que viajan en silla nunca deben hacerlo en el asiento del copiloto si lleva airbag.

Se calcula, por otra parte, que las bolsas tienen una vida media de 10 a 15 años, por lo que, transcurrido este tiempo deberán someterse a una completa revisión.

El airbag lateral ha irrumpido en los últimos modelos para proteger las plazas laterales, delanteras o traseras. Los sistemas más innovadores detectan si hay ocupante en el asiento y si se trata de un bebé, para activarse o no en caso de colisión.
CHASIS
Rigidez y capacidad de deformación son los dos condiciones que deben cumplir los chasis o esqueletos del automóvil para garantizar la seguridad de los ocupantes. De la rigidez, encasillada entre las medidas de seguridad activa, dependerá buena parte de la estabilidad del automóvil. No menos importante resulta la capacidad de deformación en caso de impacto (seguridad pasiva) ya que ayudará a disipar la energía producida en el choque y hacer que no alcance a los pasajeros. A pesar de ello el habitáculo debe permanecer inalterable.


El diseño de las estructuras se basa en el estudio de los puntos calientes del vehículo en caso de colisión y se realiza, hoy en día, mediante ordenador.
REPOSACABEZAS
El apoyacabezas es un dispositivo regulable que se adapta a cada usuario. Tiene la misión de proteger la cabeza de movimientos bruscos en caso de accidente y evitar, de este modo, las lesiones cervicales y de desnucamiento.

Al igual que el respaldo del asiento no puede estar reclinado de manera que el omóplato pierda el contacto con él. El reposacabezas debe quedar siempre por encima de la nuca para responder a su funcionalidad.
localización

Gándara Motor S.A.

Polígono de la Gándara 22
FERROL (A Coruña)
Tel. Taller y Recambios 981 32 70 71 · taller@gandaramotor.es
Tel. Ventas 981 32 70 72 · ventas@gandaramotor.es